Ixachi y Quesqui, en la mira de la CNH por alta quema de gas





Representantes del regulador han realizado visitas a los bloques petroleros para analizar si existen violaciones al plan de desarrollo de la estatal.

Ixachi y Quesqui, dos de los campos nuevos, llamados prioritarios, que se desarrollaron en este sexenio y que fueron anunciados como grandes descubrimientos de Petróleos Mexicanos (Pemex) se encuentran bajo la mira de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) por el exceso de quema de gas que en ellos se realiza para la extracción petrolera.

Así lo detalló el órgano de gobierno del regulador en su 50 sesión extraordinaria realizada en el mes de junio, así como en una discusión previa del mes de mayo, aseguraron fuentes del regulador.

Expertos del regulador de hidrocarburos mexicano realizaron una visita sorpresa el martes al sitio de Quesqui, dijeron a Reuters las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizadas a hablar en público. Las preocupaciones se centraron en la "quema excesiva de gas" y otras posibles violaciones del plan de desarrollo de Pemex, detallaron fuentes cercanas al regulador que pidieron el anonimato a Reuters.

A finales del 2018, Ixachi fue el mayor descubrimiento realizado en tierra por parte de Pemex en los últimos 25 años y el cuarto mundial de los últimos 10 años, según la dirección general de Pemex.  Su desarrollo costará 30,000 millones de pesos, mientras que la comercialización de su contenido podría generar ganancias por más de 40,000 millones de dólares (unos 800,000 millones de pesos).

Y un año después, en diciembre de 2019, Octavio Romero Oropeza, director general de Pemex informó del hallazgo  del yacimiento gigante en aguas someras de la costa de Tabasco con 500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente en reservas totales.

El viernes pasado, en el foro virtual de las Principales Economías sobre Energías y Acción, convocado por Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que Pemex destinará 2,000 millones de dólares de recursos propios y de una línea crediticia a tasas preferenciales para reducir hasta en 98% las emisiones de gas metano en procesos de exploración y producción de la industria petrolera.

Quema de gas, en nivel récord
Sin embargo, el año pasado, el país rompió todos sus récords en quema y venteo de gas en una década, llegando a un desperdicio de aproximadamente 11%, según sus propios reportes.

Esto resultó en un volumen de 520.8 millones de pies cúbicos diarios en el promedio del último dato disponible, de lo que 99% correspondió a Pemex en sus asignaciones, desaprovechamiento equivalente a por lo menos un valor de 1.854 millones de dólares por día (a los precios del gas del año pasado) mientras el país importó el 73% del gas que se distribuyó.

Este valor promedio diario de desperdicio aumentó 113% en comparación con el año anterior, en que en promedio se desperdició en volumen de gas quemado o venteado por un monto de 870,000 dólares diarios.

 

Fuente: El Economista