Elevada carga fiscal acota las inversiones de Pemex




La pesada carga fiscal que entrega Petróleos Mexicanos (Pemex) al gobierno federal afecta su capacidad para realizar inversiones, aseguró la empresa productiva del Estado. Explicó que una tercera parte de sus ingresos totales por ventas se canalizan a pagar impuestos y derechos.

Adicionalmente, enfrentará vencimientos de deuda programados para los próximos tres años por 29 mil 300 millones de dólares, revelan informes preliminares enviados por la petrolera a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Además, Pemex no tiene control sobre las políticas del gobierno federal y éste puede establecer en el futuro controles de precios adicionales en el mercado nacional. La imposición de medidas en los precios podría afectar de manera adversa los resultados de operación de la empresa.

Dichos informes explican que Pemex tiene una deuda considerable, contraída principalmente para financiar los gastos de inversión necesarios para llevar a cabo sus proyectos productivos. Debido a su fuerte carga fiscal, el flujo de efectivo derivado de las operaciones de Pemex en años recientes no ha sido suficiente para fondear sus gastos de inversión y otros, por lo que su endeudamiento se ha incrementado significativamente y su capital de trabajo ha disminuido.

Los más recientes reportes financieros de la petrolera revelan que al primer trimestre de 2018 el monto total de la deuda de Pemex, incluyendo intereses devengados, ascendía a aproximadamente un billón 949 mil 900 millones de pesos en términos nominales, lo que representa una baja de 4.3 por ciento respecto del monto observado al cierre de 2017, cuando alcanzó 2 billones 37 mil 900 millones.

Del total de la deuda vigente de la empresa productiva del Estado, 27.6 por ciento, es decir, unos 29 mil 300 millones de dólares, tiene vencimientos programados en los siguientes tres años. Por ello, advierte, el nivel de endeudamiento de Pemex podría incrementarse en el corto y mediano plazos, por nuevas actividades de financiamiento o la depreciación del peso frente al dólar, y podría tener un efecto adverso en la situación financiera, resultados de operación y liquidez de Pemex.

Los estados financieros consolidados intermedios en manos de autoridades bursátiles y bancarias de México alertan que, con el fin de desarrollar las reservas de hidrocarburos que tiene asignadas y amortizar los vencimientos de deuda programados, Pemex necesitará obtener cantidades significativas de recursos de una amplia gama de fuentes de financiamiento.

La petrolera reiteró que paga una cantidad significativa de impuestos y derechos, entre otros conceptos, lo cual podría afectar la capacidad de Pemex para hacer inversiones. Al 31 de marzo de 2018, aproximadamente, 32.4 por ciento de ingresos por ventas totales de la empresa, unos 108 mil 900 millones de pesos, 3.2 por ciento más que en el primer trimestre de 2017, se utilizaron para cubrir contribuciones.

Es importante destacar que para proteger parcialmente sus flujos de efectivo en todo 2018, ante una eventual caída en el precio de la mezcla mexicana de exportación por debajo del nivel establecido en la Ley de Ingresos de la Federación, Pemex contrató una cobertura petrolera de 440 mil barriles al día para los meses de enero a diciembre de este año, con un costo de 449 millones 898 millones de dólares.

El deterioro constante de Pemex en los pasados 14 años ha llevado a que al primer trimestre de 2018 la producción promedio haya sido de un millón 890 mil barriles diarios, o sea, comparado con el mismo periodo del año anterior, ha disminuido 128 mil toneles al día.

Prácticamente la disminución de la producción se concentró en crudo ligero, el cual se redujo en 17.8 por ciento, equivalente a unos 129 mil barriles diarios, principalmente por la declinación natural de los campos Chuc, Kuil, Chuhuk e Ixtal, del activo Abktún-Pol-Chuc, así como de los campos Artesa, Guaricho, Puerto Ceiba, Ayocote, Shishito y Rabasa, de los activos de la Subdirección de Producción de Bloques Sur.

Link: http://www.jornada.com.mx/2018/07/10/economia/018n1eco