Dependencias discrepan sobre los requisitos para Dos Bocas




A poco menos de dos semanas de cumplirse el plazo presidencial para iniciar la construcción de la refinería de Dos Bocas, Tabasco, entre las secretarías involucradas hay contradicciones sobre el cumplimiento de requisitos.

Aun cuando reconoció que aún no cuentan con el aval a la manifestación de impacto ambiental, Rocío Nahle, titular de la Secretaría de Energía (Sener), dijo que la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) ya le entregó un documento que apoya la posibilidad de comenzar las obras el 2 de junio.

En contraste, la secretaria del Medio Ambiente, Josefa González-Blanco, señaló que la dependencia analiza la documentación entregada por la Sener y Pemex, y declinó ofrecer detalles para “no afectar la legitimidad del proceso.

–La secretaria Nahle dijo que ya le entregaron un documento desde el punto de vista ambiental para iniciar –se le comentó a González-Blanco.

–Todo eso lo estamos evaluando en este momento. Lo estamos leyendo para dar una respuesta .

–¿Entonces no hay certeza para comenzar el 2 de junio?

–Empieza el 2.

–¿Qué es lo que empieza el 2?

–Exactamente no sé, porque no es mi campo, no es mi área. No sé qué va a hacer, pero empiezan los trabajos, señaló González-Blanco.

Con el aval ambiental de la obra en proceso, para Nahle lo que falta son cuestiones prácticamente burocráticas para iniciar. Todo va muy bien, dijo la funcionaria quien señaló que se iniciará “el 2 de junio.

Semarnat: hay documento de aprobación, no aval

“Ya lo anunció el presidente (Andrés Manuel López Obrador), vamos a dar el banderazo de arranque para esa refinería, pues ya cuentan con un documento de aprobación, aunque no el aval a la manifestación ambiental.

Precisó que tenían la manifestación de 2012 que fue otorgada para la perforación de pozos y extracción, pero se les pidió una específica sobre la refinería.

–Un documento de aprobación, ¿qué significa?

–Sí, de aprobación de impacto ambiental.

–¿Tan rápido?

–No, no lo es tanto, no es la aprobación de la manifestación ambiental porque les estoy diciendo que nosotros presentamos la de 2012 y nos han pedido hacer ciertas adecuaciones o nuevos estudios

–¿Cómo pueden empezar la obra sin tener ese documento?

–Porque ya nos lo dieron para poder iniciar la obra. Lo que ellos están solicitando prácticamente son cuestiones burocráticas.

A su vez, Luis Vera, responsable de la ASEA, dijo que lo que han otorgado a la Secretaría de Energía son exenciones para que realicen los estudios pertinentes con miras a la manifestación de impacto ambiental.

La refinería, en 3 años; me canso ganso

En tres años va a estar la refinería de Dos Bocas. Me canso ganso, manifestó Rocío Nahle, secretaria de Energía, al referirse a las críticas que ponen en duda la viabilidad de la obra insignia de la administración de Andrés Manuel López Obrador en el rubro de energía.

Estamos haciendo este proyecto con los mejores refineros del país y de América Latina. Entonces, yo no sé quiénes son los que opinan. Unos lo hacen y tienen todo su derecho, pero nosotros estamos trabajando con expertos, subrayó al término del foro Forbes: Mujeres Poderosas 2019.

Reiteró que ya está listo el plan de financiamiento para la obra: 50 mil millones de pesos ya aprobados por el Congreso de la Unión este año. Para 2020 serán otros 50 mil millones más y en 2021 el resto para completar 164 mil millones de pesos (8 mil millones de dólares) que se tienen contemplados. Sobre licitaciones o estudios complementarios dijo que nada se prevé, pues la mayoría de lo requerido para iniciar la obra ya se hizo y es público.

Ya están muchos estudios y se pueden consultar en el micrositio de la Secretaría de Energía sobre Dos Bocas; ustedes van a ver todos los permisos y todos los estudios que se tienen, aseguró.

Añadió que parte de la infraestructura que contempla la Comisión Económica para América Latina y el Caribe para el Desarrollo en Centroamérica consiste en un gasoducto de 600 mil kilómetros que ya se construyen.

Es un proyecto que se tiene con Centroamérica. Hay que traer gas a la península de Yucatán, regasificar, bajarlo al ducto. Hay una parte nada más que ya está en construcción, refirió.

Fuentes: https://www.jornada.com.mx/2019/05/21/economia/018n1eco