´´Devastador´´, el impacto ambiental que traería el aeropuerto de Santa Lucía




El impacto ambiental del aeropuerto internacional Felipe Ángeles, en Santa Lucía, estado de México, será "devastador" para todas las comunidades originarias aledañas al proyecto, así como de las especies endémicas.

Entre otras cosas, se requieren mil 284 hectáreas para el amortiguamiento acústico y de seguridad de las aeronaves, y esto perjudicará la propiedad ejidal de Xaltocan, de donde se tomarían 304 hectáreas; Ozumbilla, 38; San Lucas Xoloc, 353, y Santa Ana Nextlalpan, 245. El resto son privadas y terrenos de propiedad nacional.

El parque estatal Sierra Hermosa sería perjudicado con alrededor 80 hectáreas.

De acuerdo con un análisis de Sócrates Galicia Fuentes, investigador de la Universidad Autónoma Chapingo, y pobladores de San Pablo Tecalco, la alteración y daño de dicha obra provocará la destrucción de recursos forestales, así como la extracción de agua potable, cuya situación es crítica en la zona.

"La afectación principal no sólo es que se devastarán los cerros para extraer el material pétreo para la construcción y adecuación de suelos y pistas en Santa Lucía, como eran explotados para el megaproyecto de Texcoco, sino que ahora se profundizará esa crisis".

Pero no sólo eso, en promedio 63 localidades serán perjudicadas de manera directa e indirecta por la contaminación acústica y gases contaminantes, entre ellos Jaltenco, Nextralpan, Zumpango, Tecámac, Tonanitla, Atenco, Coacalco, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Temascalapa, Tultepec, Tultitlán, Tizayuca y Venustiano Carranza, por mencionar algunos. Estas se ubican en el estado de México, Hidaldo y la capital del país.

“Vivimos una crisis de agua. El aeropuerto no viene a detonar, sino a agudizar el problema. Las alteraciones mayores serán la sobrexplotación del agua, así como la extracción de materiales pétreos de los cerros y la devastación forestal.

"La manifestación de impacto ambiental indica que son 5 mil 195 árboles que se devastarían en la zona, pero este daño va más allá de la simple flora, ya que transformar y modificar más allá de Xoloc, Zumpango y pueblos aledaños, afectará a todo el valle de México, pues el agua no conoce fronteras, es una cuenca que estamos sobrexplotando".

Otro problema es el aumento significativo y alarmante de la contaminación del medio ambiente por emisión de gases a la atmósfera, generado por la actividad aérea. Con el nuevo aeropuerto se hacen proyecciones de carriles confinados, como si la demás población tuviera que estar supeditada por horas-tráfico.

"Los impactos por su resultado son negativos en términos del efecto al medio ambiente y para la sociedad en su conjunto, es decir, no sólo generará una crisis de tipo ambiental al devastar nuestros escasos recursos, sino que también desplazará a poblaciones enteras porque el aeropuerto requiere una superficie determinada para amortiguar todos los efectos, tanto de sonidos, de espacios para pistas de aterrizajes y todo lo que conlleva, pero principalmente el consumo de agua", lamentaron pobladores.

 

 

Link: https://www.jornada.com.mx/2019/06/17/politica/004n1pol