Pemex coloca deuda por 7 mil 500 mdd; tiene demanda de 5.1 veces




Petróleos Mexicanos (Pemex) concluyó este jueves la colocación de deuda por 7 mil 500 millones de dólares en el mercado internacional. Los bonos, informó la compañía, registraron una suscripción de 5.1 veces.

La demanda total de los bonos fue de 38 mil millones de dólares y la emisión contó con participación de inversionistas de Estados Unidos, Europa, Asia, Sudamérica y Medio Oriente.

La operación, que forma parte de la estrategia de refinanciamiento de deuda que se anunció el miércoles, se dividió en tres bonos de siete, 10 y 30 años.

La petrolera nacional colocó 3 mil millones de dólares en bonos de 30 años con un rendimiento de 7.7 por ciento; 3 mil 250 millones de dólares en instrumentos a 10 años y mil 250 millones de dólares en bonos a siete años.

Estos dos últimos con intereses de 6.85 y 6.5 por ciento, respectivamente.

Inicialmente, la petrolera había dicho a los inversionistas que estaba buscando entre 5 mil millones y 6 mil millones de dólares antes de lanzar el acuerdo por 7 mil 500 millones de dólares sobre la base de un libro de pedidos de 37 mil millones de dólares según personas con conocimiento de la transacción.

Pemex busca atacar su carga de deuda en tres frentes. Una inyección de 5 mil millones de dólares en efectivo del Gobierno esta semana se utilizará para recomprar diez series de bonos con vencimiento en los próximos cuatro años, según un comunicado de este jueves. El producto de la venta de bonos se utilizará para refinanciar deuda a corto plazo, y la compañía también espera lanzar una oferta de canje dirigida a notas denominadas en dólares con vencimientos entre 2022 y 2048.

"El uso del capital para administrar la línea de reinversión a corto plazo y los bonos de vencimiento a corto plazo es un movimiento inteligente que reduce las presiones financieras inmediatas sobre la empresa", asegura Andrew Stanners, director de inversiones de Aberdeen Standard Investments, que posee bonos de Pemex. "Es una buena noticia para Pemex".

Si bien los mercados han recibido con beneplácito el apoyo gubernamental de casi 10 mil millones de dólares este año, incluida la infusión de capital de 5 mil millones de dólares de esta semana, algunos observadores de Pemex y evaluadores de crédito dicen que no es suficiente. La compañía tiene una pesada carga fiscal y requiere decenas de miles de millones de dólares en inversión para revertir casi 15 años de caídas en la producción.

"La compañía necesita invertir más arriba sin afectar más su balance general para poder estabilizar sus calificaciones", afirma Lucas Aristizábal, analista de Fitch Ratings, que en junio rebajó la empresa a basura. "La única forma de hacerlo es retener la generación de flujo de efectivo, pero si no quieren administrar el negocio de manera diferente, la calificación lo reflejará".

Una forma en que la calificación podría estabilizarse es si México reduce a la mitad las cuantiosas contribuciones fiscales de Pemex, señala Aristizábal. Fondos gubernamentales adicionales también podrían proporcionar algo de alivio. "Nuestra calificación incorpora el supuesto de que el gobierno intervendrá nuevamente de esta manera en caso de que vuelva a surgir la necesidad", agregó.

Con una deuda de 104 mil 400 millones de dólares, Pemex es la mayor prestataria entre todas las compañías petroleras. Fitch mantiene una perspectiva negativa en su calificación de basura, y Moody’s, que califica a Pemex un nivel por encima del alto rendimiento, rebajó su perspectiva de la compañía a negativa también en junio.

Una preocupación importante es que la refinería Dos Bocas, un proyecto de 8 mil millones de dólares que será administrado por Pemex, podría distraer a la compañía de su negocio principal de perforación.

Fuente: https://elfinanciero.com.mx/economia/pemex-emite-deuda-por-7-mil-500-mdd-tiene-demanda-de-5-1-veces