Repsol busca que al menos 20% de la gasolina que vende en México sea importada




Oliver Fernández precisó que la inversión por gasolinera oscilaría entre 150,000 y 200,000 dólares por unidad, por lo que el monto total sería entre 22.5 y 40 millones de dólares.

En los próximos años, la española Repsol espera que al menos 20% de la gasolina que comercialice en México sea importada y el resto de Petróleos Mexicanos (Pemex), aseguró el director de Estaciones de Servicio de la empresa, Oliver Fernández.

 En entrevista con Notimex, señaló que este año cerraron tres acuerdos para el desarrollo de proyectos de infraestructura, ubicados en Tuxpan, Veracruz; Acolman, Estado de México, y Lagos de Moreno, Jalisco, los cuales les permitirán tener 750,000 barriles de capacidad de almacenamiento.

“Pemex es nuestro proveedor actual y estamos muy contentos, es un proveedor a largo plazo para nosotros y en el futuro pues también va a seguir siendo un proveedor, pero la oportunidad de tener infraestructuras adicionales nos permite siempre tener un abasto alternativo y estar preparados para dar siempre el mejor producto y con la mejor calidad”.

 De acuerdo con el directivo, el proyecto de Lagos de Moreno, Jalisco, entrará en operación y empezará a funcionar en el primer trimestre del año próximo, mientras que los otros dos aún están en construcción, pero probablemente habrá un segundo que entrará en funcionamiento a finales de 2020.

 En ese sentido, destacó que su objetivo es ser en cuatro o cinco años un actor relevante en el mercado y lograr una cuota de mercado de aproximadamente 10%, lo que supondría abrir entre 1,000 y 1,200 estaciones de servicio.

 Como parte de su plan para 2020, Oliver Fernández precisó que la inversión por gasolinera oscilaría entre 150,000 y 200,000 dólares por unidad, por lo que el monto total sería entre 22.5 y 40 millones de dólares.

 “Es una inversión bastante relevante, pero no solamente comprende lo que sería la instalación de la imagen, sino también la sustitución de los dispensarios, la instalación de un control volumétrico nuevo, propio, reforzado, para asegurarnos de dar litro a litro y también, incluso, remodelamos los baños”.

 A decir de Fernández, el mercado mexicano está en un momento muy interesante desde la liberalización del sector, pero aún es incipiente, pues como siempre en estos procesos, necesita asentarse.

 No obstante, aseguró, es muy dinámico, dado que muchos actores como firmas internacionales están entrando, lo que permite a los consumidores finales tener mayores posibilidades.

 Esto permite a las personas poder diferenciar qué compañías son mejores que otras, no solamente en términos de precio, sino también cual les conviene más para dar un mejor servicio o producto.

 “En estos dos años desde que se empezó con la liberalización, ya estamos empezando a ver que el cliente que al final es el que valora y ya está empezando a diferenciar qué compañía le conviene más”, puntualizó.

Fuente:https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Repsol-busca-que-al-menos-20-de-la-gasolina-que-vende-en-Mexico-sea-importada-20191211-0093.html